27 jun. 2010

LA LEY DE LA PROPIEDAD INTELECTUAL - CASO DE CHOLO SOY

Me acaban de enviar por email un artículo sobre "Cholo soy y no me compadezcas", y me sorprendí tanto del mismo que decidí hacer una búsqueda en la internet, encontrándolo en el siguiente lugar: http://jinre-jinre.blogspot.com/
El artículo está fresco (lo acaban de publicar), bien estructurado y sustentado, ya que sigue la secuencia de hechos que dieron origen al tema en discusión. Pero, lo que me llamó mucha la atención, a pesar que el tema trata sobre el plagio que ocurrió hace 37 años, es que las publicaciones tanto de La Prensa como de Expreso, que toma como referencia y publica fotos de las mismas, fueron dadas todas ellas por mí anteriormente... pero no se me menciona para nada en las fuentes, al final del artículo.
Respondiendo a la inquietud de dos miembros del grupo cultural "Golpe de Tierra", sobre el vals "Cholo soy y no me compadezcas", el 23 de octubre de 2008, con copia enviada a "Lista de Música Criolla", conté la historia de dicho vals. En febrero de este año, un tocayo mío del grupo "Soy Peruano", preguntaba si dicho vals era argentino y con fecha 24 de febrero de 2010, y copia escondida a "Criollos Peruanos" y un par de amigos, le respondí lo mismo que había contado en "Golpe de Tierra" en el 2008. Lo que escribí, en ambas oportunidades, fue:
'La letra de "Cholo soy y no me compadezcas" es del poeta gauchesco Boris Elkin y la música sí le pertenece a Luis Abanto Morales.
No sé por qué razón, desde un inicio, Luis Abanto Morales presentó al vals aquel como de su autoría, participando con el mismo en el Tercer Festival de Sullana que se llevó a cabo del 4 al 7 de enero de 1973.
En la edición de La Prensa del 3 de enero de 1973, Alfredo Kato comenta sobre algunos de los artistas que iban a participar en dicho festival, como Lucía de la Cruz, Charito Alonso, Juan Mosto, Los Ases del Perú y Luis Abanto Morales. Kato añade de que Luis Abanto Morales iba a defender su propia composición "Cholo soy y no me compadezcas" y "El Todopoderoso" de Santiago Vega Zegarra.
La Prensa del 9 de enero de 1973 anuncia que el vals "Perdón por adorarte" de Félix Figueroa, que fue interpretado por Lucía de la Cruz, quien tenía 19 años, ganó la "Capullana de Oro" y 15 mil soles que eran los premios para el ganador del Festival de Sullana. La "Capullana de Plata" fue ganada por el vals "Nada soy" de Genaro Ganoza y Javier Dulanto, que fue interpretado por Charito Alonso. En tercer lugar, haciéndose acreedor a la "Capullana de Bronce" quedó el vals "Cholo soy y no me compadezcas" que fue interpretado por su mismo autor, Luis Abanto Morales.
En dicho Festival de Sullana empieza la historia de "Cholo soy y no me compadezcas" y Luis Abanto Morales se decide a popularizarlo. Aquello no le fue difícil al popular "Cholo" ya que por esos tiempos el Perú estaba gobernado por la dictadura militar que alentaba el nacionalismo y su vals pegó rápidamente en el pueblo, no sólo por la letra sino también por el sentimiento que Luis Abanto Morales le ha inculcado cada vez que lo ha interpretado.
El vals ya se escuchaba en todos los rincones del Perú cuando, de repente, en el suplemento dominical "Estampa" del diario Expreso del 6 de julio de 1975, se informa de que "Cholo soy y no me compadezcas" era un plagio del poema "No me compadezcas", que pertenecía al poeta gauchesco Boris Elkin. El poeta aquel había nacido en la Argentina en 1905 y falleció en 1952. Escribió poesía gauchesca y como Luis Abanto Morales vivió varios años en la Argentina, allí se aprendió el poema aquel, decidiendo, muchos años después, ponerle música. Pero su gran error fue presentarlo, desde un principio, como solamente de su autoría.
En la edición del domingo 13 de julio de 1973 del mismo suplemento "Estampa", de Expreso, que denunció el plagio, Luis Abanto Morales hace publicar una carta donde admite que la letra de "Cholo soy y no me compadezcas" no le pertenece. Según cuenta él en su carta, un payador argentino, en agradecimiento, se la concedió atribuyéndosela como propia para que nuestro compositor le ponga música que vaya acorde con el mensaje de la letra. Desde aquella oportunidad, Luis Abanto Morales siempre ha aclarado que la letra de su inmortal vals no le pertenece.'
A las mismas cuatro ediciones de periódicos que nombré, les han tomado foto y las presentan como "descubrimiento". Lo que me llama la atención es que he visto hacer anteriormente ese mismo "artificio periodístico" con un dato que nadie sabía, de hace casi 100 años, y que lo di a conocer. En aquella oportunidad, también le tomaron foto al periódico aquel, de hace casi 100 años, y alguien se lo entregó a un reconocido investigador, como si fuese su descubrimiento, sin saber el investigador que si muy bien el dato era buenísimo, pues lo estaban engañando sobre la forma cómo se descubrió el dato aquel. Nunca se lo he mencionado, pero me lo guardo como anécdota para conmigo mismo ya que quien tomó la foto no reparó en algo que solamente lo podía saber aquel que haya revisado las ediciones de los días anteriores y posteriores del periódico aquel, y que no hizo la persona aquella.
Lo que no entiendo es cómo se puede ser torpe a veces para algunas cosas, porque si les gusta obtener fácilmente los datos, y no nombrar a las fuentes, pues cualquiera va y busca otra fuente parecida. En el caso de lo que se dijo en las ediciones de La Prensa del 3 y 9 de enero de 1973, por ejemplo, esos datos los encontré revisando las ediciones diarias de La Prensa y otros periódicos, en busca de información escondida u olvidada. De esa manera he encontrado mucha información sobre el criollismo, pero revisar las ediciones diarias de periódicos de muchos años me ha costado tiempo, muy valioso para mí ya que no vivo en Lima, por lo que me extraña que quienes tengan más facilidades que yo no respeten el esfuerzo que uno hace, buscando solamente el bien de nuestra cultura.
Hubiese sido fácil buscar en otros periódicos, información sobre el Tercer Festival de Sullana, que fue donde nació la historia de "Cholo soy y no me compadezcas". Pero no, se fueron a tomarle foto, directamente, a lo que ya se sabía, como dicen que una foto vale más que mil palabras, pensando que de esa manera es más creíble el "descubrimiento".
Si muy bien lo que interesa es difundir y que se conozca la verdad de los hechos que formaron la historia, que ello no nos haga olvidar el respeto que se merece el trabajo, o la investigación, de otras personas, y lo menos que debemos hacer es mencionar las fuentes que nos permitieron obtener la información. De otro modo, en lugar de hacer un bien vamos a estar alimentando un mal que al final va a repercutir en todo lo que hagamos en nuestra vida diaria, ya que nos vamos a acostumbrar a ello. No sigamos el "ejemplo" de congresistas que copian proyectos de ley de otros países, con puntos y comas, pensando que porque los presentan muy bonito, perfumados tal vez, van a ser originales.
Si queremos un país justo, donde se respete los valores, el conocimiento y el esfuerzo de la gente, búsquemos el lograrlo poniendo nuestro granito de arena para que ello sea posible. A un adulto es difícil cambiarlo, todos lo sabemos, pero no imposible. En cambio a un niño sí podemos formarlo desde temprana edad para que crezca con valores y dignidad propia. Exijamos a nuestras autoridades que se les brinde y enseñe, adecuadamente, valores cívicos, culturales y morales a nuestra niñez, que son el futuro del país, para que más adelante ellos actúen también con valores y dignidad, haciendo lo correcto y no cometiendo el error de elegir gobernantes ni representantes corruptos, que se tiene ahora por una falta de autoestima en la población. Saludos.
DE: Dario Mejia

8 comentarios:

  1. No tiene argumentos consistentes para decir que hubo plagio.

    ResponderEliminar
  2. Buen aporte en los tiempos en que corre el internet y la información.Mi estimado, mi abuela que nació en 1900 y falleció en 1980 tenia una colección de revistas y publicaciones de poemas y música impresas en Lima y en Buenos aires,eran populares,yo tuve el privilegio de ver cajas de estos tesoros,en una de estas revistas estaba el poema "Indio soy y no me compadezcas" de Boris Elkin,ademas de "Para mi todas son madres" entre otros,mi padre fue director de la filiales de Radio Nacional de Tumbes y Tacna de 1968 a 1975 con el gobierno de Velazco Alvarado y le gustaba hacer tertulias,recitar poesias e invitar artistas en el apartamento donde viviamos en la 1ra cuadra de la avenida Manco Capac .
    en cierta ocasión nos visito en casa estando en Lima en 1970 don Luis Abanto Morales,estas revistas estaban colocadas para las visitas,el nos pidió prestadas algunas de ellas,cual seria nuestra sorpresa al cabo de unos años el aparecio con la composicion de Boris Elkin haciendole solo algunos cambios,en vez de Indio,Cholo etc.Al cabo de varios años le comentamos sobre esto a Abanto Morales,y el siempre eludía el tema y sonreía,esta es mi versión de como consiguió dar con la letra original.Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. Buen aporte en los tiempos en que corre el internet y la información.Mi estimado, mi abuela que nació en 1900 y falleció en 1980 tenia una colección de revistas y publicaciones de poemas y música impresas en Lima y en Buenos aires,eran populares,yo tuve el privilegio de ver cajas de estos tesoros,en una de estas revistas estaba el poema "Indio soy y no me compadezcas" de Boris Elkin,ademas de "Para mi todas son madres" entre otros,mi padre fue director de la filiales de Radio Nacional de Tumbes y Tacna de 1968 a 1975 con el gobierno de Velazco Alvarado y le gustaba hacer tertulias,recitar poesias e invitar artistas en el apartamento donde viviamos en la 1ra cuadra de la avenida Manco Capac cuando venia a ver a la familia en Lima.
    en cierta ocasión nos visito en casa estando en Lima en 1970 don Luis Abanto Morales,estas revistas estaban colocadas para las visitas,el nos pidió prestadas algunas de ellas,cual seria nuestra sorpresa al cabo de unos años el aparecio con la composicion de Boris Elkin haciendole solo algunos cambios,en vez de Indio,Cholo etc.Al cabo de varios años le comentamos sobre esto a Abanto Morales,y el siempre eludía el tema y sonreía,esta es mi versión de como consiguió dar con la letra original.Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Este es el poema de poema de Boris Elkin
    el que adaptó Abanto Morales, adaptación que también tiene su merito, pero no puede reclamarse como su insipración
    No me compadezcas
    ni me tengas lástima;
    qu'esas son monedas
    que no valen nada
    y que dan los blancos
    como quien da plata.
    No me compadezcas
    ni me tengas lástima;
    nosotros los coyas
    no pedimos nada;
    pues faltando todo
    todo nos alcanza.
    Dejame en el valle
    vivir a mis anchas:
    trepar por los cerros
    detrás de mis cabras,
    pillar un quirquincho,
    tener unas llamas
    y echar a los vientos
    la voz de mi flauta.
    ¿Dices que soy triste?
    ¡Qué quieres que haga!
    ¿No dicen ustedes
    qu'el coya es sin alma,
    qu'es como las piedras:
    sin voz, sin palabras,
    y llora p'adentro
    sin mostrar las lágrimas?
    ¿Y si juera cierto
    a qué tanta lástima?
    ¿No jueron los blancos
    venidos de España
    que nos dieron muerte
    por oro y por plata?
    ¿No hubo un tal Pizarro
    que mató a Atahualpa
    tras muchas promesas
    bonitas y falsas?
    Y entonces ¿qué quieres?
    ¿Qué quieres que haga?
    ¿Que me ponga alegre
    como día de chaya
    cuando mis hermanos
    doblan las espaldas
    por cuatro centavos
    que ustedes les pagan?
    ¿Quieres que la risa
    m'ensanche la cara
    cuando mis hermanos
    son bestias de carga
    llevando riquezas
    que ustedes se guardan?
    ¿Quieres que me alegre
    cuando en la montaña
    viven como topos:
    ¡escarba y escarba!
    mientras se enriquecen
    los que no trabajan?
    ¿Quieres que me alegre
    cuando las muchachas
    van a casas ricas
    lo mismo que esclavas?
    No me compadezcas
    ni me tengas lástima.
    Déjame en el valle
    vivir a mis anchas:
    tocando mi quena,
    cuidando mis cabras,
    pillando un quirquincho
    o hilando una manta.
    Déjame tranquilo,
    que aquí la montaña
    me ofrece sus piedras,
    acaso más blandas
    que esa condolencia
    que tú me regalas.

    ResponderEliminar
  6. Gracias por tu reportaje e investigación a este tema.

    ResponderEliminar
  7. Muy buenos comentarios; siempre es bueno reciprocidad reconocer la autoría de realmente a quién perteneció.

    ResponderEliminar